GESTIÓN INTEGRAL DE LAS INSTALACIONES

La implantación de un sistema de control en un complejo hotelero tiene cinco objetivos principales: la seguridad del edificio, el confort de los clientes, el ahorro energético, la ayuda a la gestión del complejo y al mantenimiento de las instalaciones.

La gestión eficaz de todas las instalaciones de un establecimiento hotelero se hace compleja y difícil si no se cuenta con un sistema versátil a la vez que sencillo. Por una parte se deben controlar los equipamientos de cada habitación (iluminación, acceso, aire acondicionado, calefacción, minibar, electrodomésticos...) y por otra, las instalaciones de las zonas comunes, con sus propias particularidades (iluminación, aire acondicionado, calefacción, presencia,...).

DOMITEL le propone un sistema de gestión integral mediante el que gerencia o recepción podran conocer, a través de su ordenador, el estado de todas las instalaciones controladas con este método y modificarlo sin moverse del lugar. De esta manera incrementará su ahorro energético, de personal y siempre podrá analizar todos los eventos ocurridos. Esta es una inversión que amortizará de inmediato.